¡Apoyamos a Ucrania! ¡No a la guerra!

¿Cómo ayudar? »

El gerundio en español: forma y usos básicos

22.09.2022

El gerundio en español: forma y usos básicos
Educación escolar
  1. ¿Qué es el gerundio en español?
  2. ¿Cómo se construye el gerundio?
  3. Usos del gerundio en español
  4. El gerundio en español como tal es una forma del verbo no conjugado. Su construcción tiene una forma característica, la cual será fundamental para determinar sus usos. 

    Ahora bien, considerando que es una forma del verbo, ¿cuándo es correcto su uso y en qué se diferencia a otras clases de verbos? Son interrogantes que pueden causar cierta confusión y en muchas ocasiones, hacer complejo su aprendizaje.

    Es por ello, que en esta oportunidad queremos invitarte a conocer los puntos más importantes sobre el gerundio. Comenzando por saber qué es, su construcción y su uso correcto dentro de la gramática. 

    ¿Qué es el gerundio en español?

    El gerundio forma parte de los verbos impersonales que integran las perífrasis verbales y en los que también figuran el infinitivo y el participio. Esta clase de verbos se pueden construir a partir de la forma en la que se ha conjugado el verbo auxiliar.

    Al no poder ser conjugado siempre conservará su forma gramatical sin importar el modo, tiempo o número que se desea expresar. Por lo tanto, dentro de una oración, esta perífrasis se puede construir de la siguiente manera:

    • Verbo auxiliar + gerundio: para describir una acción presente o del pasado. 

    Ejemplo:

    • Cantar + gerundio: podía cantar siguiendo las notas de un pentagrama.

    Como hemos visto en el ejemplo, cantar como verbo auxiliar determina el significado de la oración, al unirse con el gerundio, esta hace referencia a una acción o acontecimiento pasado. Pero ¿Cómo se construye el gerundio a partir de un verbo? Ven y descúbrelo a continuación.

    El gerundio en español: forma y usos básicos

    ¿Cómo se construye el gerundio?

    El gerundio en español se forma de un verbo, cuya raíz cambia según su terminación. La base de este es conocida como infinitivo, cuya terminación puede ser ir – er – ar. Ahora bien, en el caso de verbos con terminación ar, para convertirlos en gerundio, su terminación será ando. Mientras que aquellos que terminan en er o ir, será iendo.

    Ejemplos de verbos con terminación AR:

    • Estar: estando.
    • Hablar: hablando.
    • Volar: volando.

    Ejemplos de verbos con terminación ER – IR:

    • Comer: comiendo.
    • Salir: saliendo.
    • Correr: corriendo.
    • Vivir: viviendo.

    Gerundio a partir de verbos irregulares

    Los verbos antes mencionados en los ejemplos se conocen como regulares una vez construida su forma en gerundio y son los más fáciles de aprender. Sin embargo, existen otros que son conocidos como irregulares, ya que para transformar su raíz requiere de una modificación vocálica.

    Dicha modificación será diferente según el verbo y una acción gramatical común en los tiempos verbales. 

    Verbos en presente indicativo

    El cambio vocálico en los verbos en presente indicativo tiene lugar en aquellos cuya terminación es IR. En consecuencia, la vocal “E” que precede la terminación cambia a “I” para construir el gerundio como, por ejemplo:

    • Pedir > Pidiendo
    • Elegir > Eligiendo
    • Sonreír > Sonriendo
    • Corregir > Corrigiendo

    Verbos con modificación vocálica o > u

    Algunos de los verbos irregulares que requieren de esta modificación forman parte de aquellos que terminan en ER o IR, como, por ejemplo:

    • Duerme > Dormir > Durmiendo
    • Muere > Morir > Muriendo
    • Puede > Poder > Pudiendo

    Cabe destacar, que, así como son irregulares aquellos que requieren del cambio vocálico, existen otros en esta categorías que tal irregularidad en el gerundio no se manifiesta. Como en los verbos ya mencionados “Comiendo y corriendo”.

    Cuando la vocal se une a la terminación “iendo”

    Si un verbo tiene su terminación en una vocal, la forma del gerundio estará compuesta por iendo. Para este tipo de situaciones, la vocal I en la terminación será cambiada por la Y, dando como resultado la construcción de los siguientes verbos irregulares en gerundio:

    • Caer > Cayendo
    • Destruir > Destruyendo
    • Traer > Trayendo

    Verbos con terminación en ñ – ll

    La terminación de la raíz de un verbo también puede determinar cómo se debe construir el gerundio correctamente. Este caso es atribuible a aquellos con consonante Ñ o Ll, donde la forma del gerundio iendo conlleva a la eliminación de i. Por ejemplo:

    • Gruñir > Gruñendo
    • Muñir > Muñendo
    • Ceñir > Ciñendo
    • Fallir > Fallendo
    • Escabullir > Escabullendo

    Usos del gerundio en español

    Si bien, el gerundio puede construirse a partir de diferentes formas, ocurre exactamente lo mismo al momento de determinar sus usos básicos. Estos los podemos clasificar en uso verbal y adverbial como veremos a continuación.

    El gerundio como verbo

    Este primer uso, es el mismo que explicamos al principio al mencionar que forma parte de la perífrasis verbal. Por lo que requerirá de un verbo personal, el cual describimos como auxiliar y el otro en gerundio.

    Al momento de emplear el gerundio de esta forma, será necesario incorporar otros elementos que permitan dar sentido a la oración de ser necesario. Cuando el verbo estar + gerundio se conjuga en presente progresivo, este podría presentarse en una oración de la siguiente manera: 

    • Está terminando de estudiar.
    • Estamos escribiendo la tesis.

    Al igual que en el ejemplo anterior llevar y quedarse son verbos que se pueden utilizar como auxiliares dentro de una oración.

    • Llevo trabajando muchos años como técnico informático.
    • Me quedé pintando hasta tarde.

    Gerundio como adverbio

    La forma adverbial de un verbo es ampliamente variada y lo mismo ocurre si este es presentado en gerundio. En este sentido se puede utilizar para indicar modo, para indicar causa, tiempo, entre otros. 

    En este sentido, cuando el gerundio indica un modo, por lo general, es precedido por una pregunta. 

    • ¿Cómo lo haces? / luchando y siguiendo adelante.
    • ¿Cómo te preparas para los exámenes finales? / Estudiando un poco más en mi tiempo libre.

    Cuando el gerundio es causal se refiere a aquello que motivó una acción, por lo tanto, la pregunta está centrada en el ¿por qué?

    • ¿Por qué ha bajado tanto de peso? / Estuvo comiendo menos y haciendo más ejercicios.
    • ¿Por qué tuvo el accidente? Iba corriendo y tropezó con un árbol en el camino.

    Al igual que estos, el gerundio como adverbio se puede adaptar y emplear de diversas formas. Pero para hacerlo correctamente, hay que dominar sus normas gramaticales y que mejor, si se cuenta con la ayuda y guía de un tutor.

    En Busca Tu Profesor, podrás encontrar el tutor que necesitas para abordar cualquier ejercicio relacionado al gerundio. De igual forma, será tu guía y mentor cada vez que lo necesites y así, aprender los aspectos más importantes del español y su gramática.

Аutor:

Evalue la noticia

El gerundio en español: forma y usos básicos

¿Qué es el gerundio en español?

El gerundio forma parte de los verbos impersonales que integran las perífrasis verbales y en los que también figuran el infinitivo y el participio. Esta clase de verbos se pueden construir a partir de la forma en la que se ha conjugado el verbo auxiliar.Leer más en Busca Tu Profesor

¿Cómo se construye el gerundio?

El gerundio en español se forma de un verbo, cuya raíz cambia según su terminación. La base de este es conocida como infinitivo, cuya terminación puede ser ir – er – ar. Ahora bien, en el caso de verbos con terminación ar, para convertirlos en gerundio, su terminación será ando. Mientras que aquellos que terminan en er o ir, será iendo.Leer más en Busca Tu Profesor