Cómo Aprender Francés

08.04.2021

Cómo Aprender Francés
Lenguas extranjeras
  1. Cómo Aprender A Hablar En Francés
  2. Cómo Aprender Francés Fácil, Rápido y Gratis
  3. Usa el diccionario y los programas de traducción
  4. Cómo Puedo Aprender Francés En Casa
  5. Aprende a leer francés
  6. ¿Errores Qué Debes Evitar Para Aprender El Francés?
  7. Miedo a equivocarte
  8. Preguntas Frecuentes Sobre Cómo Aprender Francés
  9. ¿En qué se diferencia el francés del español?
  10. Cómo Aprender Francés En Busca tu Profesor

Aprender a hablar en francés es un gran propósito y una decisión digna de elogiar. Poder hablar en este idioma es un mar de ventajas, te permitirá desenvolverte en 33 países más los 68 países francófonos. Estamos hablando del idioma de la cocina, la moda, el teatro, el arte visual, la danza, la arquitectura y el amor. Sin mencionar las increíbles oportunidades laborales que te brinda, sobre todo en el sector automovilístico, textil, gastronómico; y en las áreas de la ingeniería y los organismos internacionales.

En resumen, decidirte por aprender a hablar en francés dice mucho de ti, de allí que, en este artículo, queremos orientarte y aconsejarte lo máximo que podamos.

Allez!

Cómo Aprender A Hablar En Francés

Aprender a hablar en francés, al igual que cualquier propósito ambicioso que te plantees, requiere de un plan de acción y, sobre todo, prepararse mentalmente para dicho objetivo. Sería de gran ayuda que te preguntes: ¿Por qué quiero aprender a hablar en francés? ¿Qué es lo que me apasiona de este idioma? Conocer las razones que te mueven a aprender este idioma harán que, cuando estés de bajón, recuerdes dichos motivos y recuperes esa motivación y ganas de seguir aprendiendo francés. Te dejamos estos sencillos consejos:

Tienes que estar motivado/a para aprender francés

Como bien hemos mencionado en la introducción la lengua francesa te brinda múltiples ventajas y beneficios, por ello, deberás tener muy claras las razones que te impulsan a aprender este idioma sean académicas, laborales, familiares, o por simple antojo. Lo importante es mantenerte motivado/a y con energía.

Busca aquello que te apasiona del idioma y haz que ello sea tu principal fuente de motivación y aprendizaje. Si has decido aprender el francés porque te gustan las películas francesas, estudia y aprende vocabulario viendo películas y series en francés. Si decidiste aprender francés porque te cautiva la gastronomía francesa, introdúcete en el mundo de la cocina, y así con todo; verás lo fácil que es aprender un idioma cuando la mente se encuentra entretenida y dispuesta a aprender.

Elige el tipo de francés que quieres aprender

A veces pensamos que la diversidad de acentos y expresiones es una cualidad típica del idioma español, cuando en verdad ocurre en prácticamente todos lo idiomas, y el francés no es una excepción.

Si bien es cierto que todos los hablantes del francés se pueden entender perfectamente independientemente de su procedencia, no es lo mismo el francés de Francia que el de Canadá, por decir un ejemplo. La cosa no acaba allí, en África, un continente en donde abundan los países francófonos, apreciarás una infinidad de clases de francés, con sus acentos y expresiones típicas. Por ello, es tu decisión enfocarte en la clase de francés y acento que más te atraigan.

Cabe recalcar que puede que existan ciertas diferencias en el léxico y formas de hablar; sin embargo, independientemente del francés que aprendas, será útil para comunicarte en cualquiera país de habla francesa. Sería como la diferencia que hay entre español de Argentina, español de España y español de Cuba. Incluso podrías combinar acentos y formas de hablar de diferentes países de habla francesa con el fin de gozar de un toque francés original y propio de ti.

Interésate por el francés

La manera perfecta y rápida de aprender a hablar francés es sumergiéndose en la cultura y habla francesas. Escucha noticias en francés, conoce la cultura y diversidad que existen en los diversos países de habla francesa, simplemente indaga. Si te gusta cantar, aprende a cantar en francés; si eres de usar constantemente el móvil, cambia la configuración al idioma francés ; si te gustan las películas francesas míralas con subtítulos. Cualquier detalle que haga que pienses, leas o interpretes en francés mejorará notoriamente tu habla con el paso del tiempo.

Ten en cuenta que no estás obligado/a a aprender francés, así que míralo como un hobby o una actividad divertida que ,encima, te servirá de gran utilidad.

Cómo Aprender Francés

Cómo Aprender Francés Fácil, Rápido y Gratis

Contar con un profesor particular que te ayude a aprender francés siempre será la mejor decisión, pues será alguien con quien podrás interactuar y que te hará seguir un plan de aprendizaje pautado y sistemático. Hoy en día, una de las mejores opciones de encontrar a ese profesor anhelado es en esta plataforma, pues te facilita, a más no poder, conectar con un docente cualificado y cerca de ti.

En este este apartado, veremos las opciones gratuitas que hay para aprender este maravilloso idioma.

Busca hablantes nativos de francés 

Una de las alternativas gratuitas más eficaces a la hora de aprender el francés es practicando con hablantes nativos, esto hará que te esfuerces a entender lo que te dicen y a responder lo mejor que puedas. Además, como bien es sabido, la necesidad te impulsa a mejorar, pues se trata de un mecanismo de supervivencia. Por ejemplo, si estás en un país con costumbres distintas a las de tu país de procedencia, te verás obligado a adaptarte a las circunstancias; si te encuentras en una reunión harás todo lo posible para no saltar las reglas impuestas por el contexto. En resumen, comunicarte con hablantes nativos crea esa necesidad de hablar o escribir; y eso acelera mucho el proceso de aprendizaje. Tenlo en cuenta, y úsalo a tu favor.

Además, el mero hecho de conversar con hablantes nativos de francés hará que aprendas a pronunciar mejor las palabras, a agudizar tu sentido del oído y a adquirir nuevas expresiones y maneras de hablar propias del idioma. Sin mencionar que, en caso de que haya mayor confianza, esa persona podrá aconsejarte o brindarte algunos tips para perfeccionar tu habla.

Sitios y aplicaciones de intercambio de idiomas

Existen varias aplicaciones y sitios web que simulan el programa de Erasmus; es decir son plataformas en donde se pueden encontrar hablantes nativos de francés que desean aprender otro idioma a cambio de enseñar el suyo.

Por ejemplo, si dominas el español o el inglés, puedes aprovechar dicha ventaja para aprender el francés de la mano de un nativo de un modo divertido y gratuito. Es cierto que no es la opción más recomendada; pues, en la mayoría de los casos, los usuarios suelen ser poco activos y constantes. No obstante; hay que tener presente que se trata de una herramienta gratuita que incluso te podría ayudar a tener amigos en Francia, Canadá ...

Usa el diccionario y los programas de traducción

Es obvio que no es lo mismo una persona física que te pueda traducir desde tu idioma al francés de un modo correcto y natural que usando Google Traducción.  No obstante, es una herramienta gratuita muy útil que te ayudará, por lo menos, a guiarte y entender el significado de algunas frases. Lógicamente, no recomendamos abusar de los traductores, pues traducir literalmente las palabras desde el español al francés, en muchos casos, no es práctico.  

Por ejemplo, la expresión española “De qué vas” puede significar tanto qué ropa vas a poner como qué insinúas; sin embargo, si usamos el traductor nos la traduce a “Tu vas quoi” una expresión que no tiene ningún sentido en francés y que viene a ser algo similar a “Vas que”.

Con esto no queremos quitarles mérito a los traductores actuales, sino, simplemente, no creer todo lo que se traduce y, a ser posible, contrastar las traducciones con otros métodos de mayor confianza. Y ya si puedes preguntarle a tu profesor de idiomas o alguien que domine el idioma, mucho mejor.

Cómo Puedo Aprender Francés En Casa

Aprender francés desde tu casa no es ningún disparate, pues existen varias alternativas que te ayudarán a perfeccionar y mejorar tanto tu vocabulario como tu pronunciación. Eso sí, seamos sinceros, no es la mejor opción a la hora de comenzar el aprendizaje, pues resulta tedioso arrancar desde cero desde casa; pero si lo que deseas es perfeccionar y mejorar tu habla si es una opción a considerar. Iremos viendo las opciones que existen sin salir de tu hogar.

Ver series y películas

Las películas y las series poseen un ingrediente que facilitará el proceso aprendizaje, ese ingrediente es la expectación. Las películas y series captan mucho la atención, aumentando tu grado de concentración y con ello tu capacidad de absorción de conocimientos. Si comienzas a ver contenido multimedia en francés o con subtítulos con regularidad, verás lo mucho que aprenderás.

 Además, el idioma es un lenguaje verbal, de allí que con solo escuchar francés uno puede aprender a hablar, y si no lo ves así, pregúntate cómo has podido aprender a hablar en tu idioma nativo.

Escucha música

Escuchar música francesa va del hilo con lo que comentamos en el apartado anterior, pues es una actividad que entretiene. En el caso de la música el efecto es incluso más importante, pues las canciones francesas no solo te ayudarán a vocalizar mejorar y aprender nuevas expresiones, sino que además cuentan con el factor repetición, uno de los detalles más importantes a la hora de memorizar.

Eso sí, enfócate en las canciones que más te agradan, aunque tengan poca letra, pues el rendimiento aumenta exponencialmente cuando disfrutas de la actividad, o como bien se dice, calidad es mejor que cantidad. Más vale aprender pocas expresiones y palabras, que nada de nada.

Aprende a leer francés

Quizás sea esto lo menos divertido a la hora de aprender un idioma, pero lo cierto es que deberías leer y mucho. Ten presente que la mayoría de las expresiones y palabras se hallan por escrito, por ello, para agrandar tu vocabulario y bagaje lingüístico es primordial que hagas uso de la lectura. Eso sí, leer no tiene porque ser una actividad aburrida ya que puedes adaptarla a tus gustos personales.  Si te gusta la gastronomía, puedes leer los folletos de cocina; si te encanta la moda, puedes leer revistas de lo mismo; si te gusta el deporte, puedes leer periódicos deportivos; y si te gustan las novelas, puedes leerte alguna que otra en francés. La idea es mantener a tu cerebro entretenido y dispuesto a aprender.

¿Errores Qué Debes Evitar Para Aprender El Francés?

Al igual que a la hora de aprender o perfeccionar cualquier habilidad, siempre hay cabida a sistemas de aprendizaje que, en lugar de facilitarnos la tarea y acercarnos a nuestra meta, nos desvían y alejan del objetivo principal. Algunos de los obstáculos que deberías eludir son el miedo a equivocarse, el forjar la mente más de lo necesario, ser irregular o poco constante con el aprendizaje del francés y la sobreconfianza. Así que, hablemos en mayor profundidad de dichos estorbos.

Miedo a equivocarte

Equivocarse es un proceso natural en el aprendizaje de cualquier habilidad, es más, es un proceso que forma parte del ser humano, sino te equivocas es porque, o no lo intentas, o no estas aprendiendo. Por eso sería útil quitar esa venda de los ojos que dicta que equivocarse es algo negativo.

En un mundo en donde abundan los expertos, y en donde se valora la excelencia, solemos aborrecer el cometer erratas por miedo a que nos juzguen o nos miren con otros ojos; sin embargo, se nos olvida que todo experto ha pasado por una etapa de novato o aprendiz, y al aprender el francés ocurre lo mismo. ¡No confundas aprendiz con ignorante!

A raíz de ello, procura poner a prueba tus conocimientos, escribe textos en francés, habla en voz alta, acepta las correcciones y aprende de las lecciones. Lo ideal es disfrutar del proceso de aprendizaje y apreciar como cada vez mejoras tu francés y eres mejor que el día anterior.

No te sientas mal si en un comienzo tu pronunciación no es tan buena, con la práctica tu entonación se perfeccionará automáticamente.

Y por último, recuerda que la mariposa empezó siendo una lombriz.

Forzar y presionar tu mente

 Seguro que conocerás alguna persona que toma el aprendizaje demasiado en serio, aquella persona que es demasiado exigente con ella misma. También habrás notado que dichas personas no suelen tener mucho éxito aprendiendo idiomas, pues suelen forzar la mente, y con ello el aprendizaje.

Recuerda que aprender un idioma no es lo mismo que trabajar en una oficina.  Es cierto que a más horas de trabajo más dinero ganas; sin embargo, para aprender un idioma no se requiere de mucho tiempo al día, sino pocos lapsos de tiempo durando un largo periodo temporal; pues no es un esfuerzo mecánico lo que realizas, sino mental, y el cerebro necesita tiempo para digerir y organizar lo aprendido. ¿A que no conoces a nadie que aprendió a conducir desde cero en un solo día?

Ser exigente no siempre es algo bueno, pues si ves que no avanzas perderás la motivación y no seguirás mejorando; sin embargo, si disfrutas de cada lección aprendida el camino será más ameno, o incluso, placentero. Un estudio reveló que las personas alegres y optimistas aprenden más rápido los idiomas. Seguro que ahora ya entiendes por qué.

Asimismo, seguramente habrás notado que existen algunas actividades que no cansan al cerebro, y no siempre tienen que ver con el esfuerzo gastado. Por ejemplo, normalmente, la gente puede durar horas y horas hablando entre amigos y familiares a pesar de que dicha actividad requiere de mucho esfuerzo mental y vocal. Otro ejemplo sería el caminar al aire libre con tu mascota. O ver una serie. ¿Sabes que factor tienen en común estas actividades? Todas entretienen al cerebro, y por ende, en ningún momento, se siente forzado o presionado.

Para aprender francés debes seguir una línea similar, apostar por las actividades que más te entretienen y parar cuando te sientas agobiado/a o estresado/a.

Ser irregular

Este problema está relacionado con el apartado anterior, si no disfrutas aprendiendo francés lo más seguro es que acabes agobiado/a, y eso, lógicamente, conducirá a que seas irregular. Ten presente que la constancia a la hora de aprender francés es la clave. Una casa al final es un conjunto de ladrillos que han ido depositándose con el paso del tiempo.

Para evitar esa irregularidad y fomentar la perseverancia, conviene indicarle a tu subconsciente de que el francés es un idioma increíble y que el proceso de aprendizaje es divertido. Este objetivo se consigue dedicando poco tiempo al aprendizaje y centrándose en aquellas actividades de índole divertida y entretenida. Seguro que llegará un punto en el que tú mismo querrás dedicarle más tiempo al idioma, pues notas que se trata de una actividad fácil y productiva.

Demasiada Confianza

A veces, cometemos el error de creer que ya lo conocemos todo. El aprendiz supera al maestro no porque sea mejor que él, sino porque el primero nunca se cansa de seguir aprendiendo, mientras que el segundo cree que ya lo sabe todo.

Tener esa sed de aprender nuevas expresiones en francés, nuevos vocablos, nuevas formas de expresar e ir mejorando lo ya adquirido, hará que nunca te estanques y siempre sigas mejorando. El aprendizaje del francés es un proceso largo y continuo que solo se para cuando uno cree que lo sabe todo.

Además, la sobreconfianza hará que pierdas esa flexibilidad en el aprendizaje haciendo que no toleres las correcciones y no inviertas tiempo en perfeccionar esos defectos.

Ser humilde y saber escuchar es clave para mejorar el francés junto con una visión a largo plazo, pues siempre hay algo que se puede mejorar, esto incluso va para los hablantes nativos del francés.

Cómo Aprender Francés

Preguntas Frecuentes Sobre Cómo Aprender Francés

¿Cómo puedo aprender la gramática francesa?

La gramática francesa se aprende gracias al proceso de estudiar y repetir. Es cierto que si estuvieras viviendo en un país de habla francesa el proceso será más rápido, pues irás apreciando como se van usando esas reglas de sintaxis y morfología en cualquier conversación que escuches.

En caso de no contar con esa ventaja, no te queda otra que practicar las reglas gramaticales por escrito y ver cómo se usan en oraciones y frases básicas. En francés existen muchas reglas gramaticales, y muchas de ellas, no siguen un patrón lógico sino, más bien, de uso cotidiano; no obstante, y gracias a Dios, las excepciones son la minoría.

Eso sí, si tuviéramos que brindarte un solo consejo práctico y fácil de aplicar sería, sin lugar a duda, la lectura. A medida que vayas leyendo irás encontrando las conexiones y las relaciones gramaticales que componen la lengua francesa.

¿Necesito mudarme a un país de habla francesa para aprender francés?

Sin duda se trata de una gran ventaja, pero no es una condición obligatoria. Mudarse a vivir en un país de habla francesa te facilitará el proceso de aprendizaje gracias al factor de necesidad del que te hemos hablado al comienzo del artículo. Sin embargo, si tu deseo es aprender el idioma lo importante son las ganas y la constancia, o si no, pregúntaselo a esas personas que llevan años viviendo en un país francófono sin saber hablar francés.

¿Cuánto tiempo me llevará a dominar el francés?

Para dominar un idioma no existe un tiempo fijo, pues dependerá del método que uses, de tu constancia y de lo mucho o poco que practicas lo aprendido. Viendo que no te has quedado muy satisfecho con esta contestación lo que sí te podemos asegurar es que si sigues una metodología eficaz y un sistema de aprendizaje constante en el tiempo cada día sabrás mejor francés que el día anterior. Además, si cuentas con un profesor que te pueda facilitar los conocimientos y evaluar tu mejora, el proceso será más rápido y ameno.

A raíz de ello aprovechamos para recomendarte una plataforma que te ahorrará tiempo y energía en la búsqueda de un docente, dicha plataforma se conoce como busatuprofesor.es. Si deseas más información sobre la misma quédate más tiempo, pues al final de este artículo le reservaremos un pequeño apartado.

¿Cómo puedo mejorar mi forma de hablar?

La manera de hablar se mejora de una sola manera, y no es ningún secreto, simplemente hablando. ¿Como se aprende a dibujar? Dibujando. ¿Como se aprende a escribir? Escribiendo. Es así de simple.

El hablar incluye manejar bien las expresiones más habituales, saber relacionar las palabras e ideas, y hacer un buen uso de la gramática. Todo esto ocurre mientras estás hablando un idioma, incluso ocurre en tu idioma nativo, aunque no te das cuenta. Entonces, ¿Por qué uno no se da cuenta de ello cuando domina un idioma? Simplemente porque, como lleva tanto tiempo hablando, su cerebro ha mecanizado todo, lo mismo ocurre con andar o respirar.

Y mecanizar el francés es un proceso lento pero divertido, pues verás cómo, a medida que pasa el tiempo, te resultará más fácil hablar, tardarás menos en pensar y hablar, y pronunciarás muchísimo mejor, tal y como pasa con tu idioma nativo.

¿En qué se diferencia el francés del español?

Tanto el francés como el español son lenguas latinas, pues la mayor parte de su vocabulario, como su estructura gramatical básica derivan del latín. Eso significa que muchas palabras te sonarán, sobre todo los sustantivos.

Sin embargo, hay algunas diferencias que conviene saberlas. El francés es un idioma más lento que el español, eso hará que te será más fácil entender a los hablantes nativos. El francés incluye una terminología más sencilla que el español, si te fijas, no se suelen usar palabras rebuscadas ni expresiones ambiguas como ocurre en el idioma español en donde abundan las frases echas y los dobles sentidos.

A nivel de escritura cabe recalcar que, a groso modo, la ortografía francesa es más compleja que la española, pues existen más reglas ortográficas, además la mayor parte de las palabras no se pronuncian del mismo modo que se escriben.

Otra diferencia radica en el habla, normalmente en español solemos vocalizar y abrir mucho la boca para pronunciar las palabras, además de que, por norma general, solemos entornar muy alto. Seguro que ya te habrás fijado de que en francés no se abre mucho la boca para pronunciar hasta el punto de que da  la sensación de que se pronuncia con los labios; además no se suele alzar mucho la voz, de allí que el francés tiene un toque sensual y relajado.

Otra diferencia muy curiosa radica en el lenguaje. El español es un idioma mayoritariamente informal en donde se suele tutear con frecuencia. Sin embargo, en el francés el hablar de usted está al orden del día, un detalle que hace del francés un lenguaje refinado.

En España por ejemplo es muy usual tutear al carnicero, al zapatero o al dependiente; sin embargo, en francés podría ser visto hasta como una falta de educación.

Cómo Aprender Francés

Cómo Aprender Francés En Busca tu Profesor

Lógicamente contar con un profesor particular que te pueda enseñar a cómo aprender a escribir en francés o cómo a leer en francés es, sin duda alguna, una bendición. Esto ocurre gracias a que estuvo en tu posición y pasó por todos los obstáculos a los que te enfrentarás.

Además, un buen profesor particular de francés te ayudará a mantener la motivación, a practicar con más frecuencia y a usar correctamente las reglas gramaticales y de ortografía. Las ventajas del docente son bien sabidas; sin embargo, no siempre es fácil contar con unas excelentes clases particulares en francés. No obstante, con la plataforma buscatuprofesor.es, el hallar a ese profesor de ensueño no es ningún secreto.

La plataforma te brinda un sinfín de herramientas y filtros que te conectarán con ese profesor anhelado. Tu eliges donde, cuando e incluso el presupuesto, ya que de lo demás se ocupa nuestro sistema de filtros. Asimismo, podrás tener acceso a las calificaciones, reseñas y datos del docente con el fin de que no te falten motivos ni razones para comenzar la andadura de convertirte en todo un experto/a en francés. Tú proporcionas las ganas de aprender y nosotros te brindamos las herramientas.

Llegado a este punto no nos queda otra que desearte toda la suerte y ánimo del mundo, pues estamos muy convencidos de tus capacidades para aprender este hermosísimo idioma. Un idioma que te abrirá mil puertas.

 

 

Evalue la noticia